Soy un privilegiado, no me canso de repetirlo. La experiencia de haber sido designado pregonero de nuestra Semana Santa ha superado mis mayores y mejores expectativas. ¿Y ello por qué? Fácil, esta pasada Semana Santa de 2016 ha supuesto para mí un intenso, prolongado y placentero “chute” cuyos efectos esperoContinue Reading