Esquiva cámaras y micrófonos con casi tanta maestría como dibuja. Quizás sea también parte del juego en el que vive un artista cuya proyección debería ser tan “grande” como sus cuadros. Franjavi Quesada es un fuera de serie en todos los sentidos. No hay un estilo que lo defina. “MásContinue Reading