Sponcify: Franz Ferdinand, “Right Thoughts, Right Words, Right Action”

franzUna vez superado el pequeño bache, nada serio gracias a Dios, una simple cuestión de autoestima, que casi me hace abandonar el barco y dejar la sección, vuelvo con aires renovados para seguir compartiendo con vosotros mis inquietudes musicales desde este pequeño rincón que me brinda todos los meses El Periòdic del Poble. Además y para disipar cualquier duda quiero aprovechar para dar las gracias públicamente a los responsables de esta publicación por permitirme que esto sea posible.

Para mi vuelta he intentado que el disco elegido fuera de una banda de primer orden y quien mejor para redimirme que el cuartero de Glasgow Franz Ferdinand, que publicaron hace bien poquito su cuarto trabajo de estudio Right Thoughts, Right Words, Right Action.

Es verdad que el grupo ha ido perdiendo fuelle a medida que ha ido facturando discos y en la actualidad ya no están al nivel de 2004 cuando se convirtieron, con su homónimo largo de debut, en el grupo más cool del planeta, pero es indudable que Alex Kapranos y sus chicos siguen siendo una piedra angular dentro del mundo del rock, como pudimos comprobar in situ en el pasado Festival Dcode de Madrid, donde colgaron el cartel de sold out y ofrecieron un show arrollador con un público completamente entregado. Cuatro años han tardado los escoceses en grabar esta nueva entrega que a mí particularmente me parece menos irregular que su antecesor Tonight: Franz Ferdinand de 2009, el grupo ya tiene cierto bagaje en esto de la música y para evitar otro descalabro vuelven a su sonido más primitivo, sin tanto artificio con  melodías trabajadas marca de la casa, riffs de guitarra resultones y un toque electrónico muy al estilo new wave.

Con estos tres ingredientes crearon verdaderos himnos indies de mediados de la anterior década como “Take Me Out” o “Do You Want To” por citar dos de los más representativos. He de reconocer que por momentos consiguen que creamos estar ante el resurgir de la banda pero es un puro espejismo pues el disco se va diluyendo como un terroncillo de azúcar. “Right Action” y “Evil Eye” (el video gore no tiene desperdicio) son dos pildorazos que te trasladan a esos primeros días de gloria del combo donde todo era admiración y halagos. “Love Illumination” también raya a gran nivel al igual que la beatleliana “Fresh Strawberries” y la bulliciosa “Bullet” lo demás se me antoja relleno y redunda en errores del pasado, decayendo y convirtiéndolo en anodino.

Por tanto las cuentas son claras, de los diez temas que componen este ultimo trabajo, podemos decir que cinco dan la cara dignamente lo que les permite salvar los muebles aunque sea con un aprobado por los pelos, eso si nos deja la puerta abierta para seguir soñando que en un futuro no muy lejano vuelvan a dar con la tecla para lograr los éxitos de antaño, la esperanza es lo último que se pierde.

Carlos Poncini

 




coded by nessus

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *