Curiosidades: El callejón estrecho

Siempre había creído que las calles más estrechas de Crevillente se encontraban en el barrio moro. Las calles San Francisco, Villa, San Roque, Honda y todos los rincones y placetas adyacentes a ellas han representado lo más pintoresco, íntimo y angosto de las calles crevillentinas. La llamada procesión de “los sacos” resalta de forma especial gracias a que en parte de su recorrido discurre por estos callejones. Actualmente hay en este barrio bastantes solares sin edificar que le quitan parte de su vetusto sabor.Yo espero y deseo que cuando se edifique en estos solares, las ordenanzas municipales obliguen a mantener el aspecto original. Crevillente ganaría mucho con la potenciación de este pequeño y céntrico barrio. Aunque ya tenía asimilado que no podían existir otras calles más estrechas, tuve la suerte de descubrir un callejón que me sorprendió por su estrechez. Es como una de esas viejas calles de Toledo donde se pueden tocar las paredes de las casas nada más abrir los brazos. En este no hace falta ni abrirlos del todo.

Es tan estrecho como corto. Mide poco más de diez metros y forma un ángulo de noventa grados en su mitad. Tiene unos escalones al principio y una pequeña pendiente al final si es que entramos en él por la zona del pabellón deportivo de “Los Abrets”. Sirve de paso entre las calles Perdigonera y Corrales. No he encontrado ninguna placa con su nombre. Tampoco hay ninguna casa que tenga la puerta de entrada a través de él, aunque sí que hay una ventana de una casa colindante.

En alguna ocasión, al querer pasar por él me he visto impedido por un “palet” de madera que alguien ha colocado con fines desconocidos. Si la oficina de Turismo local organiza alguna gira por la zona de las cuevas de los barrios Ángel y Salud, no sería desdeñable su paso por este insólito callejón que incluso muchos crevillentinos desconocíamos su existencia.

Vicente Fuentes Fuster vicentfuentes@gmail.com




coded by nessus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.