Historias para contar: Singularidades de nuestras Fiestas

Nos consta que se ha tenido que presentar al ministerio correspondiente un elaborado estudio sobre la fiesta de Moros y Cristianos: peculiaridades de sus celebraciones y el marco en el que se desarrollan (Crevillent ofrece buena gastronomía, alojamientos y actividades de tipo cultural: dos magníficos museos, el de Semana Santa y Mariano Benlliure). Sin embargo, creo conveniente recalcar algunas facetas de la »Festa» que la hacen diferente a las demás que se celebran en el Levante Español.

Desde su fundación, hace ya 52 años, la mujer se integró en la fiesta como elemento indispensable. Tenemos un santo patrón, Francisco de Asís, venerado por la villa desde principios del siglo XVII, considerado hoy como como santo ecologista por su amor a todas las criaturas de la naturaleza.

La tercera singularidad y seguro que es la más importante, las embajadas, acto central de la Fiesta. A diferencia de las de otras localidades el argumento se basa en un episodio histórico acaecido en este lugar en el año 1265. Su estilo grandilocuente, como corresponde a toda narración épica popular, tiene la virtud de ser pedagógico: escenifica el pacto suscrito entre el Rey Don Jaime el Conquistador y el Arrais de Crevillen. »E quan nós fom en Oriola venenos lo fill de Banhudel Arrais de Crivillen e dix-nos que son pare era prese tenía l’pres lo rei de Castella». A cambio le ofrecía los dos castillos que había para que sus ejércitos pudieran transitar libremente de Villena a Orihuela y de Alicante a Orihuela.

A la rememoración de este hecho histórico, en el que hubo caballerosidad y paz entre ambas partes, tuvieron que añadirse, por exigencias de los cánones de la »Festa», parlamentos de embajadores y la consiguiente parafernalia de arcabucería en la toma del Castillo. Pero aquí también, a diferencia de casi todas las Embajadas de otras localidades, no hay alusiones a leyendas de milagros del santo o santa del pueblo, sin los cuales no hubiera sido posible la victoria. Nuestro santo patrón estaba absorto contemplando la Naturaleza. Salvador Puig Fuentes




coded by nessus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.