De plantas va la cosa: Endemismos crevillentinos

Nada más y nada menos que hay unas 900 especies de plantas en nuestro término municipal. Imaginar que en toda Gran Bretaña existen 1200.

De entre ellas tenemos la inmensa fortuna de contar con una gran cantidad de endemismos. Esta palabra hace alusión a un tipo plantas que están restringidas a una determinada zona muy localizada, ya sea a nivel local o formando parte de una unidad geobotánica más amplia.

Por poneros algunos ejemplos os hablaré de algunas que forman parte de las labiadas como el “cantahueso”, (Thymus moroderi) o el “cantahueso blanc”, (thymus membranaceus); por desgracia ya escasísimo y del que sólo tenemos unos pocos ejemplares que se han salvado del vandalismo. De esta familia de plantas podemos hablar también de los Sideritis o “rabet de gat” del que mucha gente no sabe que tenemos algunas subespecies, al menos 4. Contamos con unos pocos ejemplares de Cornical o Periploca laevigata, subs angustifolia, en las ramblas subsidiarias del pantano, que delimitan su límite septentrional en la península. Otras muy destacables son los únicos vegetales con aspecto de cáctus de la flora europea, los “chumberillos de lobo”, (Caralluma munbyana ssp. hispánica), pequeña asclepediácea adaptada a nuestro clima semi-árido y restringida a algunas montañas de Murcia, Albacete y Alicante.

Pero la reina de nuestro catálogo florístico local es Anarrhinum fruticosum. Somos la única localidad europea donde se la puede encontrar. También podría hablaros de esos prodigios que son los helechos. ¡Sí, helechos!, unas plantas que en teoría necesitan un clima mucho más humedo y de los que contamos con varias especies y unos pocos centenares de ejemplares, pero eso lo dejamos para una próxima entrega. Juan Francisco Egea Manchón




coded by nessus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *