Sponcify: Interpol “Turn on the bright lights” (2002)

interpol

Se cumplen este verano 15 años de la publicación del Turn on the Bright Lights disco de debut de la banda neoyorquina INTERPOL y para celebrar la efeméride los responsables del festival madrileño Dcode han anunciado que el grupo estará en su edición de 2017, en donde desgranarán íntegramente esta maravilla del sonido post-punk revival de nuestros días.

El grupo liderado por Paul Banks, del que me declaro públicamente megafan tanto en ésta, su banda cabecera, como en sus proyectos paralelos, bajo el pseudónimo de Julian Plenti o en su faceta más ecléctica junto al rapero RZA en Banks and Steelz, disco que ya hablamos en números pasados, son considerados por muchos, herederos de bandas míticas como Joy Division o Bauhaus. Formado allá por 1998 y compuesto de inicio por el mencionado Paul Banks a la voz y guitarra, Daniel Kessler (guitarra), Carlos Dengler (bajo y teclados) y Greg Drudy (batería); este último dejo pronto la banda y entró en su lugar Sam Fogarino. En la actualidad el cuarteto se ha reducido a trío pues Carlos Dengler también les abandonó en 2010. Criados bajo el amparo de la corriente post-punk, de principio de siglo en la ciudad de Nueva York junto a otros grupos como The Strokes o The Walkmen, por citar varios ejemplos significativos.

Fue en 2002, después de haber tocado en numerosos locales de su ciudad y ya con cierta fama en el mundillo musical, cuando se publicó Turn on the Bright Lights. Pronto se convirtió en una referencia de los sonidos oscuros e hipnóticos. Sus letras abstractas, la profunda voz de Banks, los particulares riffs de guitarras y una puesta es escena muy teatral, con trajes y corbatas de estilo clásico, hizo que el mismísimo John Peel, el gran locutor de la BBC británica, se fijará pronto en ellos, convirtiéndose en poco tiempo en la banda más cool del momento, compitiendo incluso con los chicos de Julián Casablancas por la hegemonía de la Gran Manzana.

Once temas para un total de 50 minutos, grabados para el sello Matador, bajo la producción de Peter Katis, hombre que ha trabajado con otras grandes formaciones como The National y del que se extrajeron tres sencillos Obstacle 1, PDA y NYC convertidas ya en himnos del combo. Después publicarían cuatro trabajos más de estudio, Antics (2004) otro gran disco en el que abandonaron momentáneamente las canciones de corte siniestro para hacer un rock algo menos denso y en donde se encuentran también otras grandes composiciones como Evil o Slow Hands y que les valió para girar con bandas legendarias como U2 o The Cure. Our Love to Admire (2007), Interpol (2010) y El Pintor (2014), completan el quinteto hasta la fecha, buenos discos aunque algo más irregulares que los dos primeros, pero que les han servido para agrandar su estatus dentro del Olimpo del Indie-rock, además de convertirse en guía espiritual de otras bandas de su género como The Editors o Motorama. El 9 de septiembre comprobaremos en primera persona si todo esto es cierto. Ansioso estoy. Carlos Poncini




coded by nessus

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *