Cinexín: El renacido, de Alejandro González Iñárritu

Es El Renacido el mejor papel de los interpretados por Leonardo DiCaprio, con excepción de esa obrita magistral llamada El lobo de Wall Street. Seguramente el debate sobre si el bueno de Leo merecía el Oscar o no ha eclipsado en parte la película en sí, y es portentosa. González Iñárritu parece que haya entrado en una competición por el mejor plano secuencia con su compatriota Alfonso Cuarón. Creo que el segundo ganaría esta partida, pero si el año pasado Iñárritu nos dejó con la boca abierta con Birdman (y a Cuarón seguramente también), en El Renacido nos ha dejado literalmente helados, metiéndonos de lleno en esos bosques nevados, sufriendo con Hugh Glass, el trampero herido gravísimamente por un oso, al que sus compañeros abandonan, pero que resurge en busca de venganza. Un amigo me indica que esta película podría plagiar varias otras de Tarkovsky, el genial director ruso. Puede que así sea, pero tampoco sería una extrañeza en el cine hollywoodiense, ni le resta ni un ápice al disfrute de la historia. Además, su título se presta a convertirla en unos años en un clásico de Semana Santa. José Javier Martínez Blaya




coded by nessus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *