Monthly Archives: mayo 2013

Perdemos las amistades: El Frare otra vez reza

flare_FT

No sé qué habremos hecho, pero parece que hasta El Frare otra vez reza… Quizás sea por el paro, que en marzo afectaba ya a 5.318 crevillentinos. Puede ser por los recortes, en ambulancias, farmacia o educación. A lo mejor, el bueno del fraile sigue inmerso en los rezos pasionales, no en vano hace muy poco que salimos de la Semana Santa. Puede estar orando por la Paz en el mundo. Y es que Corea del Norte lo está poniendo crudo. O pide por el nuevo Papa, al que más gestos no se puede pedir. Quizás no haya parado de rezar desde que se anunció el fin del mundo. Aunque eso ya pasó el 21 de diciembre pasado. O no. Ahora hay quien dice que puede ser en este año… A lo mejor reza por que no instalen otro vertedero cerca, el que los vecinos de Albatera rechazan con fuerza (“Albatera No Al Vertedero” en Facebook). Si es futbolero puede que rece por el Crevillente. Lo tiene difícil para mantenerse en Tercera. Aunque sigue soñando. Ganó 0-1 al Borriol el último domingo. Razones no faltan, pero los que lo conocen saben realmente por qué reza. Marcos Galvany tuvo la osadía de estrenar en su pueblo su íntima ópera. “Oh my son” no sólo cautivó por su indescriptible belleza. Más de uno sigue rezando desde entonces y, como no, otra vez El Frare reza. Vicente López Deltell

A la meua manera: Arroz con bacalao

arrozbacaokMi lejana memoria recuerda que antes de poner el bacalao a la paella, sólo se acompañaba al arroz con cebolla, patatas a trozos y tomate. Estos tres productos se freían previamente, y una vez fritos, se añadía el agua, el arroz y el aceite, y se cocinaba dicha paella. Antes de proseguir, permítanme decir dos cosas: en las denominaciones de Arroces Alicantinos, uno de ellos es precisamente el arroz que acabo de describir y que se llama “Arroz sin nada” y no hace referencia alguna sobre el pueblo o los pueblos donde se cocinaba dicho arroz. La otra cuestión es que en aquella época no se usaba el tipo de arroz que actualmente se usa, se llamaba “arroz matizado”.

La pasaeta: Els “aiguaós” de Crevillent

lavadero

En los tiempos en los que en Crevillent todavía no existía la red de agua potable el pueblo se abastecía de la acequia de La Font Antigua. Entonces hacían un papel fundamental los aquí llamados “aiguaós”. Estos iban vendiendo el agua por las casas, cargados con pesados cántaros y al grito de : “aigua del forat…”. El motivo de esta consigna era que ese agua que venía de la sierra, de la mina por conducto subterráneo, afloraba a la vista por primera vez en el estrecho del forat y por eso allí era la más limpia, porque después discurría por acequia abierta en su transcurso hasta el pueblo y en el camino la gente ya la usaba para lavar, bañarse o incluso como abrevadero de animales. Por eso era una garantía de pureza que se obtuviese del Forat.

El Forat quedaba a la altura dels Pontets, justo enfrente, donde todavía se puede apreciar en la roca el Forat desde donde cogían el agua. Si nos paramos a pensar, ¿quién no ha pasado en su niñez por el pasadizo de la acequia y no ha sacado la cabeza por el Forat?

Los nombres de los últimos “aiguaós” que hubo en Crevillent son los de “El Pepe El Bollite” y el “Tío Gargori” a los que podemos ver en esta fotografía de la época (foto de la izquierda) portando uno de ellos el agua con una carretilla y el otro con una borriquilla con los cántaros en las alforjas.

Todavía, a veces, podemos escuchar a los más ancianos del lugar este dicho cuando alguien sirve algún líquido: “pósame una chorraeta més,” y el otro contesta: “sí, la chorraeta del Tío Gargori”. Cantidad de más, que se echaba por cortesía. También, desde el Forat se aprovechaba el curso del agua para generar energía hidraúlica con la que mover los seis molinos que existían en el trayecto desde Els Pontets hasta el pueblo. La Font Antigua, ha sido pues la generadora esencial de vida para la población crevillentina. Joaquín González Durán

La nueva subestación de Cooperativa Eléctrica comienza a suministrar energía

Las instalaciones están conectadas a 132 KV de tensión, lo que permite a los crevillentinos disponer de un mejor servicio con un suministro continuo y sin cortes

La Subestación de Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís ha comenzado a suministrar energía eléctrica a toda la población. Unas modernas instalaciones conectadas a 132 KV de tensión, que permite a los crevillentinos disponer de un mejor servicio, al pasar de dos a seis las líneas de alimentación para el abastecimiento energético del municipio, lo que supone la seguridad de contar con un suministro “continuo y sin cortes”. El pasado domingo 7 de abril comenzó a funcionar a pleno rendimiento la Subestación de Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís, ubicada en la Partida del Boch. Para ello, durante toda la mañana, el personal técnico de la empresa estuvo calibrando el sistema de protección de las líneas de salida. En ese periodo se produjeron tres cortes, uno de quince minutos y dos de treinta segundos. Finalizado el proceso, la Subestación comenzó a suministrar a Crevillent con total normalidad. Estas modernas instalaciones, inauguradas el 26 de septiembre del pasado año, están conectadas a 132 KV de tensión, que le permiten ofrecer a los crevillentinos un mejor servicio eléctrico, al pasar de dos a seis, las líneas eléctricas de alimentación para el abastecimiento energético del municipio. Este aumento, garantiza un suministro “continuo y sin cortes”. La Subestación transforma la Alta Tensión procedente de la red eléctrica a 132.000 voltios y en Media Tensión a 20.000 voltios, para poder distribuirla a los hogares y empresas del término municipal. Para ello, se han instalado dos máquinas transformadoras de 40 MVA cuya propiedad comparten Cooperativa Eléctrica e Iberdrola. De esta forma se posibilita un apoyo mutuo entre ambas subestaciones, de modo que en caso de avería o mantenimiento, queda garantizado el suministro en todo el término municipal. La construcción y puesta en marcha de la Subestación ha supuesto un coste superior a los tres millones de euros, “la inversión, más importante realizada por Cooperativa Eléctrica, pero que a su vez, constituye la más eficaz garantía y seguridad del servicio para las próximas décadas”.

Coral Crevillentina: 80 años después

coral2

Creo que todo el mundo disfruta de rememorar glorias pasadas, y más si estas glorias son colectivas y sirven para que el nombre de Crevillent sea conocido fuera de nuestras fronteras locales.

La Coral viajó a Málaga los días 22 y 23 de febrero de 2013 para cantar los coros de LUCIA DI LAMMERMOOR con una compañía de ópera de Castilla-La Mancha en el Teatro Cervantes. No destacaríamos estas actuaciones, como tantas que ha hecho la Coral,

Sponcify: The Liverpool Band en Wasquehal (Francia)

Wasquehal color

Es de justicia reconocer en esta sección la impresionante trayectoria de este grupo de crevillentinos que igual te revolucionan una fiesta privada que levantan al público de un festival internacional. The Liverpool Band, que por cierto ahora tienen nueva web (http://www.theliverpoolbandalicante.es/), compartieron hace unas semanas cartel con otras dos bandas beatlemaníacas en Wasquehal (Francia), donde sumaron un nuevo triunfo para sus carreras. “Buena armonía con las otras dos bandas Just Beatles (Escocia) y Hey Bulldog (Francia), y un final para recordar con Hey Jude interpretada por los tres grupos conjuntamente”, exponen los de Crevillent en su página en Internet. Antes de Francia estuvieron en Mons (Bélgica), donde actuaron ante 2.000 personas junto a otras bandas internacionales en el 25 aniversario del Beatles-day de Bélgica. Y la guinda, triunfaron en 2011 en The Cavern, templo de la cultura Beatle, como ya publicamos en El Periòdic del Poble. Fue en la Beatleweek de Liverpool, donde actuaron en 7 ocasiones en 4 días, “un recuerdo inolvidable”, aseguran. A ver ahora qué sorpresa nos traen. ¿New York, Tokio, Hong Kong…? Enhorabuena amigos, estáis haciendo historia. Os lo merecéis. Carlos Poncini

Cinexín: Ben-Hur (1959)

BenHur“BEN-HUR” Director: William Wyler Reparto: Chartlon Heston, Jack Hawkins, Haya Harareet, Stephen Boyd

Semana Santa es una ocasión para ver un determinado tipo de cine al que yo denomino “de pasión”. Entre infumables telefilms de nueva factura sobre María, con mucha barba postiza y peinados de peluquería, y súper producciones súper prescindibles sobre la Biblia, sobreviven, inmortales, ciertos clasicazos. Ben-Hur es el que toca este año. Quizá la historia más épica jamás contada, narra las vicisitudes de Judah Ben-Hur, un noble judío que es condenado a galeras, y cuya familia y fortuna se ven maltrechas por la enemistad con su mejor amigo de la infancia: el tribuno romano Mesalha. Judah volverá convertido en patricio tras salvarle la vida a un oficial del ejército, para buscar a su familia, recobrar su honor y, ya de paso, vengarse. La parte religiosa la ponen un par de cameos de Jesús, haciendo un paralelismo entre ambas vidas. Dirige William Wyler, y protagoniza, haciendo el papel de su vida, Chartlon Heston. Emocionante hasta el final, una auténtica película de aventuras, atemporal y maravillosa. José Javier Martínez

Basado en hechos reales: Profeta en su tierra (“Oh my son”)

oh6Un mensaje de amor repleto de humanidad y consuelo. La virtuosa sensibilidad de Marcos Galvany brotaba por cada uno de los poros de su obra, emocionando y conectando con el alma de más de dos mil crevillentinos que obnubilados presenciaron en directo la ópera “Oh my Son”. La expectación era mayúscula, y las interminables colas fueron testigos de cómo la iglesia de Nuestra Señora de Belén se transformó por momentos en un flamante palacio de la música. La suspensión del concierto previsto en el Vaticano no fue obstáculo para que Crevillent estrenara su obra y mostrara sus mejores voces dando vida a los personajes de María, Pilatos, la Magdalena o Jesús, en una maravillosa interpretación (en todos los sentidos) de las hermanas María y Pepa García y los tenores Diego Fuentes y Víctor Marquina. Al tiempo que Isabel Puig dirigía el impresionante coro compuesto por el Orfeón Voces Crevillentinas y el Grupo Canticorum de la Federación Coral de Crevillent.

Curiosidades: El Teatro Chapí

chapi1

Había oído hablar de la existencia de una maqueta del Teatro Chapí que había realizado el crevillentino D. Mario Antonio Martínez Alfonso. No sabía nada más. Así que me puse a preguntar para averiguar si alguien sabía algo de ella y donde vivía el artesano que la había construido. Tuve la suerte de preguntar a D. Vicente Martínez Carreres, persona cuyo nombre no nos dice casi nada hasta que no le añadimos el apodo familiar: el Cacharrero. Hay personas para las cuales su apodo dice más que el nombre y los apellidos.

Visión inédita de la sierra

expocoop

El pasado viernes 5 de abril a las 20.30 horas se inauguró la Exposición titulada Sierra de Crevillent: Maravillosos paisajes llenos de vida y encanto, una muestra que recoge algo más de ochenta fotografías del fotógrafo local Joaquín Manuel Pérez Pérez, un crevillentino gran amante de la sierra de Crevillent, que durante varios años ha ido recopilando una importantísima muestra gráfica del entorno crevillentino.