De forma inesperada, en su casa de campo que tanto amaba, fallecía ayer a los 86 años de edad D. Cayetano Belso Aznar, “un bon home”, como repetían en las redes sociales los que lo conocieron. Un Señor con mayúsculas