Category Archives: Com la tonya

Com la tonya: Picaíllo

Este mes os presento uno de las recetas más típicas de Crevillent para la hora del almuerzo. Era un plato muy apropiado para comer con pan en una época en la que constituía  un producto asequible y no se hacían tantos bocadillos de companaje con la facilidad con la que lo hacemos ahora. En cuanto a las variantes, había familias que lo hacían con sardina de bota o capellanes e incluso le añadían agua para “estirarlo” un poco más. Variantes que todavía hoy se siguen haciendo, sobre todo la del capellán.

Com la tonya: Arròs caldós

Este mes os presento una receta muy tradicional de Crevillent y que se sigue elaborando en muchas casas. Es un plato de toda época aunque es más apetecible en épocas de frío por su composición nutritiva.Este plato se asemeja en sus ingredientes al “Arròs amb fesols i naps” o a “L’olleta alicantina” pero aquí tenemos nuestra variante. Es un plato muy versátil y que tiene casi tantas variantes como familias hay en Crevillent.Por eso la receta que escribo hoy es la que hacemos en nuestra familia y que puede variar a la de otras casas en cuanto a ingredientes. De hecho, cuando eramos niños los de mi generación, el plato variaba según la época del año y las verduras u hortalizas que se encontraban en el campo en ese momento. Además, el lujo de la carne no existía, puesto que la carne era un privilegio del que sólo gozábamos en días muy especiales del año.Otra anécdota de este plato eran los ratos de charla que tenían las mujeres alrededor de una fuente o de un árbol mientras se dedicaban a limpiar las legumbres y el arroz por si aparecía algún elemento “sospechoso”; tarea innecesaria hoy pues ya viene todo limpio y seleccionado. Pues bien, espero que disfrutéis del plato y aprovecho para felicitar las próximas fiestas de Navidad y un próspero año 2018.

Com la tonya: Arròs i mondongo de cordero

Este mes os presento una receta de arroz que ya se hace muy poco actualmente como es el “arròs en pota i mondongo de cordero”. Como curiosidad podemos indicar que en los años de la posguerra, el arroz y mondongo se hacía con cordero porque aquí en Crevillent era la carne que se mataba habitualmente, mientras que la “ternera” se mataba en muy pocas ocasiones. Era diferente a ahora que puedes encontrar carne de casi todo tipo en las carnicerías y en prácticamente cualquier época del año. Como dato anecdótico, cabe añadir que, en aquellos tiempos y hasta no hace mucho, los mondongos y la “pota” los vendían sucios y tenías que limpiarlo todo en casa con el considerable aroma, más bien poco agradable, que desprendía. Hoy en día es mucho más cómodo hacer esta receta porque estos ingredientes se venden ya totalmente limpios y relucientes.