Category Archives: Opinión

Nyà lo que te dic… Jocs al carrer

balon

Ara que estem començant el nou curs escolar, m’han vingut a la memòria la quantitat de jocs que practicàvem quan érem xicotets ; quan les hores transcorrien amb “melsa” i la pressa era una paraula que escoltàvem als adults a més d’estar fora del nostre diccionari. Ens passàvem un munt de temps jugant amb els amics; bé fóra al carrer, a l’escola, al pati d’alguna casa o a les places. Eren temps de joia i de deixar-se’n anar, d’assaborir el dolç sabor de la infància. Actualment , aquest tipus de jocs ha quedat reduït a l’àmbit escolar perquè el carrer ha desaparegut, pràcticament, com a lloc per jugar.

Cinexín: Lo que hacemos en las sombras

Poster 700x1000 AF

Dirección y guión: Jemaine Clement y Ta Waititi.

Intérpretes: Clement, Waititi, J. Brugh, C. Gonzalez-Macuer

Lo que hacemos en las sombras es sin duda la mayor tontería que se ha publicado nunca en esta sección pero, que Dios me perdone, es fantástica. Si los Monty Python hubiera hecho una película sobre vampiros el resultado seguro que no hubiera estado muy alejado de esta magnífica locura. Jemaine Clement y Taika Waititi son los responsables. Los neozelandeses, creadores de la serie Flight of the Conchords, son los directores, guionistas y protagonistas. Se trata de un falso documental sobre un grupo estereotipado de vampiros que son compañeros de piso en nuestros días. Su vida diaria, sus salidas nocturnas, sus miedos y fobias. Divertidísima, incorrecta y escatológica. Todos los mitos del cine de chupasangres son parodiados sin compasión, con un sentido del humor entre el más fino británico y el chiste de Lepe. Me quedo con las tronchantes escenas en las que los vampiros interactúan con unos educados hombres lobo. Una joyita de las que se descubren cada cierto tiempo, equiparable a otra magnífica obra del género: Zombie’s Party. No perdérosla. José Javier Martínez

Librosfera: “Jaime Alfonso, simplemente El Barbudo”

librobarbut

Autor: Leandro Conesa Cánovas

Editorial: Mediterráneo, año 1982

Compendio de anteriores biografías y documentos ya conocidos, esta obra del murciano Leandro Conesa Cánovas, sin aportar grandes novedades a lo que ya se había dicho sobre El Barbut, sí ofrece una original forma de contarlo. El autor entrevista al alma del famoso bandolero, que le va contando sus hazañas y tropelías. Conesa cita entre sus fuentes las Actas Capitulares del Archivo del Ayuntamiento de Murcia de 1824, y los libros de Hernández Girbal y Florencio Luis Parreño, entre otros. Es una obra muy difícil de conseguir, quizás por internet y en bibliotecas de Murcia. En la portada, resume el entrevistador: “El bandolero que reinó en el Sueres y, para regocijo de liberales y absolutistas, acabó frito en la plaza del Mercado. Quizás una de las mejores cosas de este libro es el análisis sociopolítico que realiza de la convulsa época en la que Jaime Alfonso tuvo que vivir. Tiene menos de cine páginas y su lectura es entretenida y amena. Para el amante de todo lo relacionado con nuestro bandolero, imprescindible. “Me ahorcaron. La multitud exhaló un grito de horro… Al expirar tenía cuarenta años, ocho meses y nueve días”, cuenta el espíritu del Rey de la Sierra de Crevillente.

Com la tonya: Arròs i mondongo de cordero

arroz

Este mes os presento una receta de arroz que ya se hace muy poco actualmente como es el “arròs en pota i mondongo de cordero”. Como curiosidad podemos indicar que en los años de la posguerra, el arroz y mondongo se hacía con cordero porque aquí en Crevillent era la carne que se mataba habitualmente, mientras que la “ternera” se mataba en muy pocas ocasiones. Era diferente a ahora que puedes encontrar carne de casi todo tipo en las carnicerías y en prácticamente cualquier época del año. Como dato anecdótico, cabe añadir que, en aquellos tiempos y hasta no hace mucho, los mondongos y la “pota” los vendían sucios y tenías que limpiarlo todo en casa con el considerable aroma, más bien poco agradable, que desprendía. Hoy en día es mucho más cómodo hacer esta receta porque estos ingredientes se venden ya totalmente limpios y relucientes.

Historias para contar: De filaes y de música en La Festa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A mediados de  la década de los años setenta del siglo pasado, la Fiesta de Moros y Cristianos de Crevillent estaba todavía en proceso de consolidación, iniciado unos años antes. La improvisación en el diseño de los actos seguía siendo la regla general; incluidas las Embajadas. (Exceptuamos la celebración de la festividad de san Francisco de Asís culminada con la procesión en su honor. No olvidemos que la Festa nació para ser tutelada por el Sto. Patrón de la Villa). Cada año, desde su inicio en 1965, la incorporación de comparsas, hasta completar el número de doce, sería el síntoma significativo del entusiasmo generado en los crevillentinos hacia una Fiesta nueva que les hacía partícipes de manifestaciones lúdicas diferentes.

La pasaeta: El barri de Baiona

el periodic del poble, crevillent

Uno de los barrios más populares de Crevillent ha sido y es el Barrio de Vayona (también escrito Baiona o Vallona). Este lugar antiguamente tuvo fama de ser un barrio de “filaós y menaós” y ha sido cuna igualmente de personajes de toda índole muy populares en nuestra localidad, incluso en el ámbito deportivo del boxeo. El barrio en tiempos antiguos se autoabastecía. Contaba con establecimientos de lo más variopinto: uno de los principales era El Forn dels Roques, también tenía “les tendes de la Caballa i La Flora”, la Taberna de la Pitxona, la Jepsá dels Brufaus, luego dels Parreños, El Molí del Tío Vicent, la Escuela de la Tía Lola La Carafala, así como corrales de cabras que de allí salían “camí de la serra”, como las del Marchantero, El Bola, Els Ferreros o Els Carafals.

El cant del rossinyol: El barranco del Bosque y el pequeño bosquecillo

crevillent, el periodic del poble

La toponimia, como ciencia que estudia los nombres de los lugares, se sustenta en múltiples disciplinas como la Geografía, la Historia o la Filología. Todas ellas tienen algo que aportar a este conocimiento y de este bebemos todos. Particularmente me interesan los llamados topónimos espontáneos, es decir, aquellos asociados a los rasgos físicos o biológicos de un territorio y me fascina su capacidad de detenerlos en el tiempo, como una foto fija de un pasado más o menos lejano.

Historias para no dormir: ¡No me hables del miedo!

Siete de la tarde de un día de ese mes en que nuestros difuntos nos acompañan. Esperaba, de un momento a otro, oír el timbre de la puerta pues sus amigas eran puntuales. En esos pocos minutos que le quedaban intentó organizar sus ideas pero su mente no estaba clara. No sabía si lo que sentía era miedo, lo que sí sabía era que pisaban terreno prohibido, resbaladizo. Eran un grupo de muchachas de entre 15 y 16 años; chicas ilusionadas, sin prisas, sin más preocupación que planear las próximas fiestas. Con mil inquietudes y cosas por descubrir.

Nyà lo que te dic… Aixó és de “Flo i baladre” (Part 1)

crevillent, el periodic del poble

Des que l’home existeix ha buscat ajuda als seus problemes en les plantes i els arbres. Dins dels usos que la societat ha fet de les plantes, podem esmentar els medicinals, la construcció de ferramentes, confecció de roba, socials, festius, gastronòmics i tants altres. D’aquests assumptes tracta l’etnobotànica, es a dir, l’estudi de les aplicacions i utilitzacions de les plantes per al profit del gènere humà. Molt lligada a l’etnobotànica està la fitonimia que s’ocupa d’estudiar el nom popular i local de les plantes.

CURIOSIDADES Transhumancia

crevillent, el periodic del poble

El pasado 6 de junio nos encontramos los crevillentinos con la agradable sorpresa de ver cómo un enorme rebaño de cerca de 4.000 ovejas cruzaba las calles de nuestro pueblo. El rebaño procedía de Alicante y se dirigía a San Miguel de Salinas. Entraron en el término municipal por la sierra, por la parte conocida como la Choza o el Castellá. De allí se dirigieron a Los Pontets y entraron en la población por la calle Molinos, para dirigirse a continuación a las calles Vallona, Pedro Soler, Xiquet, Abrets, rotonda centro de salud y Corazón de Jesús. Aquí cruzaron la carretera para dirigirse a su destino por la carretera de la Estación.