Category Archives: Un crevillentino en Nueva York

Un crevillentino en Nueva York: La reina Sofía, en la Gala de las Naciones Unidas

onu4

El pasado 4 de junio tuve el honor de acudir en Nueva York a la Gala de Naciones Unidas, organizada por la Fundación “Camino a la Paz” (United Nations Path to Peace Foundation). En esta edición el Premio de la Paz se otorgó a la reina Sofía, recordando con imágenes algunos de sus actos en favor de la concordia de los últimos años.

Un crevillentino en Nueva York: NY vive el invierno más frío desde principios de los 80

ny2Este nuevo año empezó en Estados Unidos con una ola de frío histórica, con temperaturas extremas, no registradas desde principios de los años 80; los hasta -24 grados registrados hicieron pasar unos días horribles (el viento hacía que la sensación térmica llegara hasta los -32 grados). Afortunadamente esta ola de frío no me afectó personalmente. Me encontraba en Crevillent esos días donde, aunque calor no hacía, el fresquito navideño no se podía comparar con lo que por estos lares estaban pasando mis ahora paisanos.

Un crevillentino en Nueva York: Navidad 2013: Escaparate que se ilumina

xim2Tras dejar atrás el Día de Acción de Gracias con el tradicional pavo y el inicio de las rebajas (Viernes Negro), ya ha llegado la Navidad y en Nueva York se vive intensamente, como pocas. Aparecen el frío y la nieve como amigos inseparables por unos meses, algo insoportable cuando se añade el viento. Todos los vecinos engalanan las viviendas con impresionantes adornos navideños, sin escatimar en gastos de iluminación.

Un crevillentino en Nueva York: España en el Yankee Stadium

stadium1La selección española de fútbol jugó en Nueva York el pasado día 11 de junio un partido amistoso de preparación para la Copa Confederaciones 2013, que se celebra estos días en Brasil. El rival no podía ser el más adecuado para el lugar, la República de Irlanda, debido a la gran colonia de irlandeses que residen por estos lugares. Tan pronto llegamos a casa del trabajo, tomamos el metro para ir al partido. De camino al estadio en todas las estaciones ya se respiraba ambiente de gran partido, a pesar de ser amistoso y de un deporte nada mayoritario en este país. La colonia de españoles e hispanos de NY se dejó notar incluso más que la irlandesa, en un estadio de baseball, el legendario campo de los Yankees de Nueva York, que presentó una gran entrada, con nubarrones negros amenazando durante todo el partido.

Los españoles demostraron su gran superioridad en el terreno de juego -Campeones del Mundo y  Europa- y vencieron por 2-0, un resultado corto para los méritos mostrados por ambos equipos. Joaquín C. Juan Penalva