Enercoop destina más de 500.000 euros a rebajar la factura a sus socios

El presidente de la Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís, Guillermo Belso Candela, ha anunciado que la entidad destinará más de medio millón de euros More »

Com la tonya: Arròs i mondongo de cordero

Este mes os presento una receta de arroz que ya se hace muy poco actualmente como es el “arròs en pota i mondongo de cordero”. More »

La Cooperativa destina 60.000 euros para becar a cerca de 600 estudiantes

La Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís de Crevillent ha convocado ya las becas para estudiantes del curso 2016-2017, que se repartirán entre 592 estudiantes More »

Historias para contar: De filaes y de música en La Festa

A mediados de  la década de los años setenta del siglo pasado, la Fiesta de Moros y Cristianos de Crevillent estaba todavía en proceso de consolidación, More »

 

Ayuntamiento, Enercoop y Fundación CAM buscan poner en valor Los Molinos

molinos2

El Ayuntamiento, la Cooperativa y la Fundación CAM trabajan en un convenio que permitirá, a través de la financiación aportada por los distintos entes, poner en valor el Centro de Educación Medio Ambiental (CEMA) Los Molinos. A finales de año visitaron las instalaciones del centro el alcalde, César Augusto Asencio, el edil de Medio Ambiente Miguel Ángel Sánchez, el presidente de Cooperativa, Guillermo Belso, y el tesorero de la entidad eléctrica, Rafael Durán. En la visita, estuvieron guiados por el presidente de la Fundación CAM, Luis Boyer, el gerente de esta institución, Javier Sogorb y el director de Los Molinos, José Luis Mira, que fue el encargado de explicar cada una de las instalaciones a fin de conocer el estado y la utilidad de las diversas dependencias.

La pasaeta:

concha

Concepción González, más conocida como “La Concha la Gallina”, era una mujer que tenía una trapería en el antiguo Crevillent. Este era un establecimiento de compra venta de cualquier tipo de enser o producto que se pueda imaginar susceptible de comprar o vender. Hay que pensar en las necesidades tan grandes que había en época de post-guerra en la que se aprovechaba cualquier cosa. Nada se tiraba. Y la chiquillería de aquella época, tan escasa de medios, iba todo el día casi sin comer, harta de menar, tras lo cual iba a recoger lo que fuera a la Rambla, que era el lugar donde todo el mundo tiraba los trastos que ya no quería.

Nyà lo que te dic: Etnobotànica i fitonimia a Crevillent (II)

esparto

Aquest mes continue escrivint un altre article relacionat amb l’etnobotànica o l’ús popular de les plantes i del nom que tenen les plantes a una població en concret o fitonimia. Com que vaig seguint un ordre alfabètic i en l’article anterior em vaig quedar pel baladre, en aquesta ocasió començaré per les bledes bordes que tenen el nom de Blea borda al poble i “Beta vulgaris” és el seu nom científic. Es crien normalment als bancals cultivats i han tingut sempre un ús culinari, tal com les bledes que trobem al mercat. Bullides i amanides amb una xorradeta d’oli i un pessic de sal o fregides amb uns allets i pinyons són algunes de les delicioses maneres que es solen preparar. Per cert, quan tenen unes línies roges per les fulles, al poble les anomenem “cama-roges”, molt paregudes a les fulles de la remolatxa. Els usos són els mateixos però el sabor és més fort.

Historias para contar: Raïm de flo i balabre. Pàmpols i fulles

baladre

Sé hablar valenciano, pero no escribirlo correctamente. Por eso me permito introducir de vez en cuando algún vocablo valenciano en mis escritos, como es el caso de hoy. En cierta ocasión, Francisco Javier Mas Pérez me comentó su interés por conocer palabras y dichos que usaban antiguamente nuestros mayores. En dos artículos suyos (El Periòdic del Poble de junio y septiembre, 2016), hablaba sobre estos temas. Y ahora me brindas la ocasión para añadir más cosas sobre estos temas con la intención de colaborar contigo y para que puedas ampliar tus conocimientos.

Historias para no dormir: Enfermo de amor

Cuando llegué aquí, hace ya algunas décadas, me sentí como un ciego que acababa de recuperar la vista. Todo era distinto al lugar de donde yo venía: las calles, las casas, la gente, las costumbres, los olores… Tenía que aprender a vivir aquí y la mejor forma era preguntar; preguntarlo todo como si fuese un niño que empieza el parvulario y va descubriendo cosas nuevas cada día. Recuerdo que me llamó la atención aquel hombre, aquel que todas las tardes, día tras día, paseaba frente a la Iglesia: ahora hacia arriba, ahora hacia abajo, para aquí, para allá una y mil veces, sin tregua, solo interrumpiendo el movimiento para mirar su reloj de pulsera y, acto seguido, el del campanario.

Sponcify: Interpol “Turn on the bright lights” (2002)

interpol

Se cumplen este verano 15 años de la publicación del Turn on the Bright Lights disco de debut de la banda neoyorquina INTERPOL y para celebrar la efeméride los responsables del festival madrileño Dcode han anunciado que el grupo estará en su edición de 2017, en donde desgranarán íntegramente esta maravilla del sonido post-punk revival de nuestros días.

Com la tonya: Pilotetes

pilotetes3

Este primer mes del año 2017, os presento una receta de lo más tradicional y entrañable que todavía se sigue elaborando en Crevillent en estas fechas navideñas que acabamos de pasar. Recuerdo cuando era niño, allá por los años 50 del siglo XX, con cuánto amor preparaban las madres este plato para toda la familia. Era todo un ritual que empezaba con el encendido de las brasas, si estábamos en una “canyaeta” o poniendo el carbón en la cocina muy temprano. Las ollas eran de barro o “test” y se preparaban untándolas con fango para que no se estropearan. El día de Navidad esperábamos como agua de mayo este delicioso y reconfortante plato hecho muy lentamente al calor de la lumbre y que era una total fiesta dada la excepcionalidad de este tipo de comidas en una época en que comer carne era todo un lujo.

El murciano Nono García gana el IX Premio de Acuarela Julio Quesada

GANADORESYJURADO

La Cooperativa Eléctrica clausuraba hace unos días la exposición con los cuadros seleccionados del IX Premio Internacional de Acuarela Julio Quesada. La acuarela vencedora fue la del artista murciano Nono García. Titulada “Efímeros”, esta obra consiguió los 3.000 euros del primer premio. Es un bodegón realista de tonalidades grises y azules, que destaca por la elegancia y sencillez de sus trazos. En la inauguración, el autor, emocionado y agradecido, destacaba la importancia que el certamen crevillentino tiene. “Considero que es un gran acierto dedicar a la acuarela este concurso, pues es una técnica muy compleja y que tiene muy pocos certámenes dedicados en nuestro país”, resaltaba el artista de Mula.

Curiosidades: Números mágicos

numerosmagicos

Esto de los números es algo que desde que éramos pequeños y empezamos a aprenderlos en la escuela, junto con las primeras letras, nos ha llevado siempre intrigados e interesados.

Cinexín: Silencio, de Martin Scorsese

silencio

Dirección: Martin Scorsese. Guión: Jay Cocks y Scorsese, basado en la novela de Shûsaku Endô. Reparto: A. Garfield, A. Driver, Liam Neeson, Y. Kubozuka, T. Asano

Silencio no es una película para todo el mundo. Quien espere ver a un grupo de misioneros evangelizando en el Japón medieval a ritmo de los Rolling Stones y con travellings muy locos, que se olvide. Scorsese, católico, ha creado una obra muy profunda, que invita a la reflexión sobre los límites de la fe y, sobre todo, de hasta dónde está dispuesto a llegar el ser humano para defender sus principios. Su largo metraje (2 horas y 41 minutos), no se hace pesado, salvo por la incomodidad perpetua que uno siente en la butaca al ser partícipe del sufrimiento de los personajes. La atmósfera creada y las magníficas interpretaciones de Andrew Garfield, Adam Driver y del elenco japonés, se encargan de remover conciencias y provocar intensos debates a la salida del cine. No me extrañaría que esta película acabara dentro de unos años proyectada en las parrillas televisivas durante la Semana Santa junto a clásicos como Ben-Hur. Algunos tacharán de meapilas al bueno de Martin. Para el que esto escribe, demuestra la misma valentía que cuando dirigió la fantástica La última tentación de Cristo, y quizá la misma intención: ensalzar el espíritu humano y preguntarnos qué hubiéramos hecho nosotros en esa situación. Una vez más, gracias Scorsese. José Javier Martínez